¿Tengo derecho a adaptar mi jornada laboral?
¿Tengo derecho a adaptar mi jornada laboral?

¿Tengo derecho a adaptar mi jornada laboral? Desde la última modificación del Estatuto de los Trabajadores, sí, puedes solicitar un cambio de horario que respete el número de horas trabajadas y, por tanto, sin que se toque tu salario. Antes esta medida implicaba una reducción de jornada y de sueldo, ahora ya no.

Tienes derecho a solicitar una adaptación de jornada laboral si tu situación lo requiere. Si la empresa te la deniega, deberá justificar su decisión. Y si no estás de acuerdo con su decisión, puedes recurrir ante un juez. 

¿Tengo derecho a adaptar mi jornada laboral? 

Desde la última modificación del Estatuto de los Trabajadores en marzo de 2019, tienes derecho a pedir una modificación de tu jornada laboral que te permita conciliar tu trabajo con tu vida personal siempre que tengas necesidades de conciliación que lo justifiquen. Por ejemplo, tienes derecho a efectuar dicha solicitud hasta que tus hijos o hijas cumplan doce años o si tienes a cargo un familiar dependiente.

Por tanto, si tienes necesidades especiales de conciliación, puedes solicitar un cambio de horario a tu empresa que respete el número de horas trabajadas y, por tanto, sin que se toque tu salario. Antes esta medida implicaba una reducción de jornada y de sueldo, ahora ya no. 

En definitiva, puedes solicitar flexibilidad horaria, cambio de turno o incluso teletrabajar. 

¿Necesitas hablar con un abogado para asesorarte sobre tu derecho a solicitar la adaptación de jornada?

La adaptación de la jornada laboral es un derecho reconocido siempre que haya una necesidad de conciliación del trabajador. Así, estas adaptaciones del horario deben ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades del trabajador y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa.

Cómo pedir la adaptación de jornada

  1. Para pedir a la empresa el cambio de jornada deberás hacer una solicitud en la que indiques que necesitas modificar tu jornada laboral para conciliar tu vida familiar debido a, por ejemplo, que tienes un hijo menor de X años o un familiar a cargo. En esta solicitud deberás proponer la distribución del nuevo horario que pides.
  2. Tras tu petición, se establecerá un periodo de negociación de 30 días, tras el cual la empresa deberá darte una respuesta: aceptar la propuesta, plantear una alternativa o denegarla.

¿Qué pasa si la empresa no acepta mi petición de cambio de jornada?

  1. Si la empresa no acepta la petición de cambio de jornada, tendrá que justificar su decisión con razones objetivas: por ejemplo, que tu propuesta de horario no se adapta con las necesidades de la empresa para la atención al público; o que se requiere que por tu cargo cubras determinado horario… 
  2. En el caso de que consideres que la razón dada por la empresa no está justificada, podrás recurrir ante un juez sin necesidad de conciliación previa.
  3. La modificación de la ley dice que si la empresa no tiene razones objetivas para denegar tu petición, estará obligada a implementar el cambio.
  4. Tendrás derecho a solicitar el regreso a tu jornada anterior cuando el cambio de las circunstancias lo justifique. 

Conclusiones de las primeras sentencias sobre la adaptación de la jornada laboral

Las primeras sentencias dictadas sobre la adaptación de Jornada Laboral apuntan a que, por lo general, si la compañía puede justificar que la modificación horaria genera para la empresa graves problemas organizativos o económicos, los jueces suelen dar la razón a la empresa.

Pero también vemos ya sentencias que dan la razón al trabajador: en estos casos, el juez considera que la empresa no da razones de peso para denegar la modificación de jornada del trabajador.

En todo caso, llegado el desacuerdo entre empleado y empresa, serán los tribunales los que decidan, según las necesidades de cada parte.

Contacta con un abogado laboralista que te asesore:

Más información Interesante:

¡Comparte!