¿Se puede desheredar a un familiar? La respuesta es que sí, pero no siempre ni en todos los casos. Te explicamos cuándo se puede desheredar a un hijo, a un padre o a otro familiar con derecho a la herencia legítima.

¿Se puede desheredar a un familiar?
¿Se puede desheredar a un familiar?

Desheredar a un hijo, a un progenitor o a otro familiar con derecho a la herencia legítima es posible solo en determinadas ocasiones y cuando se cumplen una serie de supuestos marcados por ley.

De entrada, la Herencia Legítima da derecho forzoso sobre la herencia de un padre, un hijo o del cónyuge. Pero este no es un derecho inexpugnable: existe la desheredación, un concepto que designa la privación a esas personas de la parte del patrimonio o capital que les corresponde.

¿Cómo se puede desheredar a un familiar?

  • Para poder desheredar a un hijo o un progenitor, lo primero que hay que hacer es un testamento en el que designemos a los que queramos que sean nuestros herederos. Pero atención, porque aunque en el testamento designemos a otro heredero, la herencia legítima impide decidir sobre una parte de nuestros bienes, que deben ser repartidos por ley entre los hereditarios forzosos: padres, hijos y/o cónyuge.
  • Así pues, además de indicarlo en el testamento, para acogerse a la posibilidad de la desheredación también es necesario que esa desheredación esté justificada por algunas de las causas recogidas en el Código Civil.

El Código civil, de los artículos 848 a 857, determina que es posible desheredar a un legitimario si este incurre en una conducta reprobable concreta determinada por ley.

Es necesario que la desheredación conste en el testamento y esté justificada por algunas de las causas recogidas en el Código Civil. Es decir, si no hay testamento donde se indique, no será posible privar a un legitimario de su derecho a heredar su parte de los bienes.

Motivos para desheredar

A continuación, enumeramos algunos motivos que se reconocen en el Código Civil para desheredar a alguien:

  • Desheredar a un hijo:
  1. Haber negado los alimentos sin un motivo legítimo de peso.
  2. Haber maltratado o injuriado gravemente.
  • Desheredar a padres:
  1. Haber perdido la patria potestad.
  2. Negación de los alimentos sin motivo legítimo de peso.
  3. Atentado contra la vida del otro, si no hubiera habido reconciliación.
  • Desheredar al cónyuge:
  1. Incumplimiento grave de los deberes conyugales.
  2. Por haber negado los alimentos a los hijos de su pareja.
  3. Por atentado contra la vida del otro, si no hubiera habido reconciliación.

Si se cumple alguno de estos motivos regulados en el Código Civil y se puede demonstrar, el desheredado puede perder su derecho a la legítima.

Hay que tener en cuenta que la desheredación afecta solo al desheredado. Es decir, los efectos no se extienden a sus descendientes, quienes ocuparán el lugar del desheredado, conservando sus derechos.         

¿Se puede desheredar a un hijo?

El Código Civil de Cataluña incluye una nueva causa de desheredación: la falta de relación familiar entre causante (el que deja la herencia) y legitimario (el que va a heredar) siempre que sea por causa imputable exclusivamente al legitimario.

El causante debe probar esta falta de relación y que es «culpa» únicamente del futuro desheredado.

Impugnación de la desheredación injusta

Siempre que exista una desheredación, existe también la posibilidad de impugnación por parte de la persona desheredada, por considerarla injusta.

La desheredación puede considerarse injusta por motivos como los siguientes:

  • Por no haberse expresado la causa.
  • Por la imposibilidad de probar la causa.
  • No ser una de las causas expresadas por la Ley.

Para cualquiera de estos trámites es recomendable buscar la asistencia de un abogado especialista en Herencias y Testamentos. Los Tribunales interpretan las causas y las van ampliando, admitiendo otras situaciones como causas justificadas de desheredación.

¿Necesitas un abogado especialista en herencias? Te ayudamos a contactar con uno. Solo tienes que dejarnos tus datos y te llamamos.

Más información interesante sobre Herencias y Testamentos:

¡Comparte!