Categorías
Laboral

Qué tipo de incapacidad laboral puedo solicitar

Qué tipo de incapacidad laboral puedo solicitar
¿Qué tipo de incapacidad laboral puedo solicitar?

Qué tipos de incapacidad laboral existen, cuáles son sus requisitos, cuánto se cobra, cómo se solicitan… Te contamos todo lo que necesitas saber sobre qué tipo de incapacidad laboral puedes solicitar.

¿Qué entendemos por incapacidad laboral? Es la situación que se produce cuando un trabajador no tiene la capacidad de desempeñar las funciones habituales de su puesto de trabajo.

Qué tipo de incapacidad laboral puedo solicitar

Según el grado, existen dos tipos de incapacidad laboral, ya sea como consecuencia de una enfermedad o accidente no laboral o por un accidente o enfermedad profesional:

  • Incapacidad laboral temporal transitoria, popularmente conocida como baja médica.
  • Incapacidad laboral permanente.

Qué se entiende por incapacidad laboral temporal transitoria

La incapacidad temporal transitoria se da cuando el trabajador está imposibilitado de manera puntual para realizar su trabajo y necesita asistencia médica. Puede deberse a una enfermedad o a un accidente laboral o no laboral. Este tipo de incapacidad la conocemos habitualmente como baja médica.

Requisitos para solicitar la baja médica o incapacidad temporal transitoria

  • Si la causa es por enfermedad común, tendrás que haber cotizado 180 días en los cinco años anteriores.
  • Si es por accidente y enfermedad profesional, no se requiere un período previo de cotización.

¿Cuánto se cobra durante una incapacidad temporal o baja médica?

Durante el periodo de incapacidad laboral transitoria, el contrato laboral queda suspendido pero el trabajador tiene derecho a asistencia sanitaria y al subsidio económico correspondiente. Pero, ¿cuál es el subsidio que corresponde a cada caso?:

  • En caso de enfermedad profesional o accidente de trabajo: un 75% de la base reguladora.
  • Por enfermedad común o accidente no laboral: un 60% de la base reguladora del día 4 al 20 de la baja. A partir del día 21, un 75% de la base reguladora.

¿Cuánto puede durar la incapacidad laboral temporal transitoria?

La incapacidad laboral temporal transitoria comprende un periodo de 12 meses, prorrogables 6 meses más si se considera que es necesario para que el trabajador reciba el alta médica.

Transcurrido ese periodo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) valorará la posibilidad de que la incapacidad del trabajador pase a permanente o si se procede al alta médica.

¿Y qué se entiende por incapacidad laboral permanente?

La incapacidad permanente es la situación en la que se encuentra un trabajador que, tras someterse a tratamiento médico, ve reducida o anulada su capacidad laboral por reducciones fisiológicas o funcionales graves que pueden llegar a ser definitivas.

En los casos de incapacidad permanente de un trabajador, el INSS establece una “prestación económica que, en su modalidad contributiva, trata de cubrir la pérdida de rentas salariales o profesionales que sufre la persona cuando, estando afectada por un proceso patológico o traumático derivado de una enfermedad o accidente, ve reducida o anulada su capacidad laboral de forma presumiblemente definitiva”.

Existen diferentes grados de reducción de la capacidad del trabajador, que determinan el tipo de incapacidad permanente. Los requisitos para cada grado son diferentes:

  1. Parcial.
  2. Total.
  3. Absoluta.

Qué es la incapacidad permanente parcial

Es el grado más bajo de incapacidad permanente. Se aplicará cuando se tengan dificultades para realizar el trabajo pero, al mismo tiempo, la enfermedad no lo impida por completo. Este tipo de incapacidad supone un grado de disminución en el rendimiento normal de la profesión no inferior al 33%, como decíamos, sin impedir por completo las tareas fundamentales de dicha profesión y pudiendo, por tanto, continuar con la profesión habitual (la profesión habitual es la que el trabajador desempeña en el momento que solicita la incapacidad).

A diferencia de los otros grados, la incapacidad permanente parcial no extingue el contrato de trabajo, por lo que es compatible con el desarrollo de cualquier actividad laboral, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia.

La indemnización reconocida por incapacidad permanente parcial se abonará mediante un pago único que corresponde a 24 mensualidades de la Base Reguladora.

Requisitos para la incapacidad permanente parcial

Los requisitos generales para que el INSS declare la situación de incapacidad permanente parcial son:

  1. Estar en situación de alta en la seguridad social o asimilada al alta (por ejemplo, sería el caso de baja médica).
  2. No haber alcanzado la edad de jubilación.
  3. Haber cotizado como mínimo 1.800 días en los últimos 10 años. Esto se exige en el caso de que la incapacidad se produzca por enfermedad común, ya que en caso de enfermedad profesional o accidente laboral no será necesaria esta cotización previa.

Incapacidad permanente total

En este caso, se da cuando la incapacidad no permite al trabajador seguir desempeñando su profesión habitual, pero puede trabajar en otra cosa diferente.

La incapacidad permanente total se otorga a personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, lo que proporciona una serie de beneficios sociales y fiscales.

Requisitos para la incapacidad permanente total

  • No haber alcanzado la edad de jubilación.
  • Estar dado de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada de alta.
  • Si la incapacidad se ha producido por una enfermedad común, se le pedirá al trabajador haber cotizado un periodo mínimo. Por el contrario, si la incapacidad se produce a consecuencia de un accidente laboral, un accidente no laboral o una enfermedad profesional, no se exige mínimo de cotización.

¿Cuál será la prestación económica por incapacidad permanente total?

  • La prestación económica para un trabajador con incapacidad permanente total será una pensión mensual del 55% de la base reguladora, que recibirá de por vida. En determinadas ocasiones, es posible que este porcentaje se vea incrementado, por ejemplo en el caso de incapacidad permanente total cualificada: si el trabajador que sufre una incapacidad permanente total es mayor de 55 años y tiene dificultades para obtener un empleo distinto al de su profesión habitual por la enfermedad que posee, se puede solicitar un incremento de la prestación de un 20%.
  • Los pagos recibidos por incapacidad son compatibles con los salarios que se perciban por otro trabajo diferente a la profesión habitual.
  • No será compatible con el cobro del paro: en ese caso, el trabajador deberá elegir entre la prestación de desempleo o la de incapacidad.

Incapacidad permanente absoluta

La incapacidad permanente absoluta se produce cuando el trabajador se encuentra imposibilitado por completo para realizar cualquier trabajo o profesión con un mínimo de dedicación. También se conoce como invalidez laboral o larga enfermedad.

Requisitos para la incapacidad permanente absoluta

  • Estar afiliado y en situación de alta, asimilada a la de alta o de no alta.
  • No haber llegado a la edad de jubilación.
  • Haber cotizado un período mínimo para los trabajadores que no se encuentran en situación de alta ni asimilada de alta (excepto cuando la incapacidad se debe a una enfermedad profesional o a un accidente laboral).

Una vez reconocida la incapacidad permanente absoluta, supondrá la asimilación automática de un 33% de discapacidad.

¿Cuánto se cobra con la incapacidad permanente absoluta?

La prestación por incapacidad permanente absoluta corresponde con una pensión mensual y vitalicia del 100% de la base reguladora. Se encuentra exenta de retención del IRPF.

Asimismo, esta pensión es compatible con otras como la pensión de viudedad, pero incompatible con la pensión de jubilación.

Un supuesto más: la gran invalidez

La gran invalidez es un complemento a la pensión percibida por cualquiera de los grados de incapacidad permanente. Se da cuando la persona incapacitada requiere un cuidador para sus tareas diarias, por no poder valerse por sí mismo. Supone una ayuda económica adicional del 45% del salario mínimo interprofesional.

¡Atención!

Todos los tipos y grados de incapacidad pueden ser revisables. Además, es posible reclamar si no estás de acuerdo con la resolución del INSS.

¿Cómo se solicita la incapacidad permanente? ¿Necesito un abogado?

El procedimiento de solicitud de incapacidad permanente ante el INSS se puede hacer sin abogado. Aún así, te recomendamos que cuentes con un abogado especializado para no caer en errores que afecten a la resolución.

El proceso es el siguiente:

  • Presentar la solicitud de incapacidad permanente ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  • Tras recoger todos los datos, el Instituto Nacional de la Seguridad Social citará al trabajador para un reconocimiento.
  • Momento de la resolución. Si no estás de acuerdo cabe recurso en forma de reclamación previa. La reclamación previa puede efectuarse sin abogado. Aún así, es recomendable que la redacte un especialista para, por ejemplo, añadir nuevos hechos.
  • Contra la resolución de la reclamación previa también podrá interponerse una demanda judicial ante el Juzgado de lo Social. Ya en este punto, para presentar la demanda judicial, sí que es necesario la intervención de un abogado.

Ahora que ya tienes más información que responde a tu duda sobre qué tipo de incapacidad laboral puedo solicitar, tendrás también más clara la importancia de gestionar este tema con un abogado especialista, lo que te permitirá aumentar las probabilidades de éxito en tu petición.

Más sobre asuntos legales en el trabajo: