¿Custodia compartida o exclusiva para uno de los cónyuges? ¿Para quién es la custodia de los hijos tras el divorcio? ¿Quién lo decide? Te lo contamos todo.

para-quien-es-la-custodia-de-los-hijo

AUMENTO PROGRESIVO DE LAS CUSTODIAS COMPARTIDAS:
Los casos en los que se asigna la custodia compartida aumentan mes a mes, principalmente en los divorcios de mutuo acuerdo. Aún así, todavía representan el 30% de los casos, ante el 70% de custodias monoparentales. Cuando el divorcio es contencioso y uno de los progenitores pide la custodia, el Juez decide en función de lo que resulta más beneficioso para el niño. Son muchas las voces de diferentes ámbitos que apuntan que lo ideal, siempre que no haya impedimento que pueda perjudicar al hijo, es la custodia compartida.

La custodia de los hijos es uno de las mayores preocupaciones de los progenitores cuando se divorcian. Empezamos con dos consejos básicos: Infórmate y contacta con un buen abogado. ¡Nosotros te ayudamos en las dos cosas! Empecemos.

Guarda y custodia y patria potestad NO son lo mismo

Antes de aclarar para quién es la custodia de los hijos en caso de divorcio, aclaramos lo siguiente: la guarda y custodia y la patria potestad NO son lo mismo. Muy brevemente:

  • Patria potestad: hace referencia a la representación general y la administración de los bienes de los hijos menores de edad. La patria potestad es ejercida por ambos progenitores, estén o no divorciados, salvo en casos concretos, como por ejemplo el fallecimiento de uno de los progenitores o, en determinadas ocasiones, por orden judicial.
  • Guarda y custodia: se refiere a la convivencia habitual con los hijos menores de edad. En caso de separación o divorcio, la guarda y custodia puede atribuirse al padre, a la madre o a ambos, de manera compartida.

En este artículo nos centramos en la guarda y custodia: a quién se le atribuye la custodia en caso de divorcio, formas de ejercerla, quién decide la atribución… Vamos allá.

¿Para quién es la custodia?

La custodia puede ser de dos tipos, según a quién se atribuye:

  • Custodia monoparental: custodia ejercida por uno de los progenitores. Normalmente el otro progenitor tiene derecho a un régimen de visitas establecido. Por ejemplo, puede otorgarse la custodia a una de las partes y un régimen de visitas en favor de la otra que consista en un fin de semana cada 15 días.
  • Custodia compartida: custodia compartida por ambas partes, adquiriendo los mismos derechos y deberes. En este caso, puede ser de diferentes tipos, que más abajo desarrollamos.

Es importante que contactes con un buen abogado de custodias que lleve tu caso, especialmente si se trata de un procedimiento contencioso.

La custodia compartida, ¿qué significa?

La custodia compartida supone que los dos progenitores tienen derecho a convivir con los hijos por un periodo de tiempo estipulado por el juez, por norma general, el mismo porcentaje de tiempo, aunque no siempre debe ser así.

De este modo, ambas partes de la pareja adquieren la corresponsabilidad en la educación, crianza y bienestar de los hijos, en igualdad de condiciones.

La custodia monoparental 

En los casos en los que se establece la custodia monoparental, los hijos quedan exclusivamente en manos de uno de los progenitores, quien convivirá con ellos y se encargará de su cuidado. El progenitor que no posee la guarda y custodia tendrá establecido un régimen de visitas y, por lo general, deberá pagar una pensión alimenticia para la manutención del hijo.

Cuando la custodia sea monoparental, ambos progenitores tienen igualmente derecho a decidir de manera conjunta sobre cuestiones de importancia sobre los hijos. Si hay desacuerdo, el juez decidirá.

INFORMACIÓN RELACIONADA: Cuándo hay que pagar pensión alimenticia

¿Para quién es la custodia de los hijos? Qué dice la Ley

En la actualidad, la Ley apuesta cada vez más por la custodia compartida siempre y cuando sea posible, considerándose como la más deseable para el desarrollo de los hijos, para que se relacionen de igual modo con ambos progenitores.

La reforma del Código Civil de 2005 establece los principios de corresponsabilidad parental y coparentalidad, así como el ejercicio de custodia compartida. Hasta esta reforma, se apostaba por atribuir la custodia de los hijos a uno de los progenitores (generalmente la madre), estableciendo para el otro progenitor un régimen de estancia y visitas.

Los expertos también apuntan a la custodia compartida como la más beneficiosa para el desarrollo de los menores. De hecho, ha ganado peso con el tiempo: en 2017, el 30% de los casos de separación y divorcio en España se resolvieron con custodias compartidas.

Aún así, aunque la tendencia hacia la custodia compartida es creciente, todavía siguen siendo mayoría las custodias monoparentales, un 65%, y a su vez, una gran mayoría son custodias maternas.

Cómo se decide para quién es la custodia

Durante el proceso judicial de divorcio, la guarda y custodia de los hijos la puede determinar:

  • el juez en caso de que no haya acuerdo entre los progenitores,
  • o bien puede ser de mutuo acuerdo entre las partes (o a petición de un cónyuge y aceptación del otro). En caso de acuerdo entre los progenitores, se fijará en el Convenio Regulador. Dicho documento deberá ser ratificado por un juez.

El juez tiene en cuenta principalmente el interés del menor y, como señalábamos más arriba, la custodia compartida empieza a considerarse opción más beneficiosa para los menores.

Para casos en los que ya se ha producido el divorcio, también es posible solicitar un cambio de régimen de custodia tras la sentencia.

Cuándo es posible la custodia compartida. Requisitos:

Para establecer una custodia compartida, el Juez valorará una serie de aspectos que garanticen el bienestar de los hijos, teniendo en cuenta ciertos aspectos, como por ejemplo los siguientes:

  • informes psicológicos de los padres y de los hijos menores.
  • relación entre los padres.
  • número de hijos.
  • opinión de los hijos a partir de los 10 años.
  • cumplimiento de los padres de los deberes relacionados con los menores.
  • disponibilidad de los padres.
  • aptitudes personales de los progenitores.
  • cercanía de los domicilios de los progenitores.

La custodia compartida NO es POSIBLE cuando:

  • uno de los progenitores esté inmerso en un proceso penal por atentado contra la vida, integridad, libertad o indemnidad sexual del cónyuge o de los hijos.
  • existan indicios fundados de violencia doméstica.

CASO REAL 2019: Un hombre ha perdido la custodia de sus hijos
de 10 y 13 años por fumar delante de ellos de manera reiterada y continuada en espacios cerrados.
Así lo ha decidido un juez de Córdoba, que resalta cómo la actuación del padre pone en peligro la salud de los pequeños.  La decisión llega tras el recurso que la madre había presentado ante la sentencia que fijaba la custodia compartida. Ahora el padre, que ha perdido la custodia, cuenta con un régimen de visitas y estancias en vacaciones escolares.

Tipos de custodia compartida

Pueden establecerse dos tipos diferentes de custodia compartida en función de las medidas tomadas por el juez:

  • Custodia compartida con cambio de residencia de los hijos: los hijos alternan la vivienda de los progenitores, pasando un tiempo con cada uno (puede ser periodos iguales o no, según la situación de cada caso). El progenitor que no convive durante ese tiempo con el hijo suele tener derecho a visitas.
  • Custodia compartida sin cambio de residencia por parte de los hijos: los hijos se quedan de manera fija en el domicilio familiar (el anterior al divorcio) y son los padres quienes alternan la vivienda.
  • Custodia simultánea: los hijos deciden cuándo están con uno u otro progenitor. Por ejemplo, esto puede pasar cuando padre y madre viven cerca.

¿Buscas un abogado especialista en custodias?

Un abogado especialista de guarda y custodia te ayudará en todo lo relativo a la custodia de tus hijos. Tanto en el momento de divorciarte o separarte como si, tras la sentencia, quieres revisar lo decidido por el Juez.

Si necesitas un abogado especialista, rellena el siguiente formulario y te ponemos en contacto el mejor para tu caso:

Más información sobre divorcios y custodias:

¡Comparte!