Importante novedad en la Ley de la Segunda Oportunidad
Importante novedad en la Ley de la Segunda Oportunidad

El Tribunal Supremo considera que las deudas con la Seguridad Social y Hacienda también se deben incluir en la Ley de Segunda Oportunidad.

Si necesitas un abogado que te asesore en tu caso, puedes contactar con nosotros:

Importante novedad en la Ley de la Segunda Oportunidad: el Tribunal Supremo hace una nueva lectura de la Ley de la Segunda Oportunidad e interpreta que las deudas con acreedores públicos también pueden incluirse en el plan de pagos que dictamine el Juez, a la vez que se puede liberar al deudor de parte de la deuda. La Administración Pública acreedora deberá aceptar la decisión judicial.

Esta nueva interpretación judicial puede servir para nuevas sentencias de miles de personas físicas que se acojan a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Vamos a repasar brevemente y de manera clara y sencilla qué permite la Ley de la Segunda Oportunidad y por qué es importante esta nueva sentencia del Supremo.

¿Qué es la Ley de la Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad ofrece a particulares y autónomos la posibilidad de renegociar sus deudas o librarse de parte de ellas, siempre que estas personas adeudadas cumplan con una serie de requisitos.

¿Qué permite la Ley de la Segunda Oportunidad?

Como decimos, la Ley de la Segunda Oportunidad permite empezar de cero a personas con deudas que no pueden pagar, siempre y cuando cumplan con una serie de requisitos.

Hasta ahora, la Ley excluía de la liberación o el fraccionamiento las deudas contraídas con acreedores públicos (además de los créditos por alimentos contraídos tras un divorcio).

Cuál es la importante novedad con la Ley de la Segunda Oportunidad

La nueva interpretación del Supremo considera que las deudas con Hacienda y la Seguridad Social también se deben incluir en la Ley, ampliando la capacidad de los juzgados de lo mercantil para actuar sobre estas deudas contraídas con entes públicos. 

Hasta ahora, la opción de perdonar parte de la deuda pública y fraccionar el resto únicamente se contemplaba si el deudor podía pagar de entrada, ya fuera con bienes embargables o dinero, parte de la deuda (lo que se llama crédito privilegiado). Esta era una opción muy difícil para personas personas insolventes, que son las que se acogen a la Ley de Segunda Oportunidad. Si no podías hacer frente al pago de esa parte de la deuda ya de entrada, tenías que cargar con toda la deuda.

Ahora, las personas que no pueden pagar ese crédito privilegiado, se podrían acoger igualmente a un plan de pagos en el que solo se afronte la deuda privilegiada (es decir, solo una parte de la deuda, el resto, quedaría exonerado). 

Atención:

Esta sentencia del Supremo NO significa que los tribunales puedan perdonar el 100% de los créditos con Hacienda o la Seguridad Social de aquellas personas adeudadas que se acojan a la Ley, sino que otorgan al juzgado ciertas capacidades que antes no tenía: 

  • el juzgado podrá liberar al deudor de un porcentaje de la deuda, llegando incluso a más del 70% en determinados casos. 
  • el juzgado podrá ordenar, limitar y cuantificar el fraccionado de los pagos del resto. Es decir, la Administración Pública acreedora tendrá que aceptar lo que dictamine el juzgado. 

Resumiendo…

Resumiendo, el Supremo interpreta que la deuda pública puede introducirse en un plan de pagos aprobado por el juez. Y la Administración pública acreedora (Hacienda, Seguridad Social…) debe respetar esta decisión judicial. 

¿Te encuentras en esta situación?

Esta nueva interpretación judicial puede servir para nuevas sentencias de miles de personas físicas que se acojan a la Ley de la Segunda Oportunidad. 

Para recibir asesoramiento de un abogado y comprobar si puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad, puedes contactar con nosotros. 

Más información interesante:

¡Comparte!