Categorías
Laboral

Cómo tiene que ser un contrato de trabajo

¿Que elementos básicos debe poseer un contrato de laboral para que se considere legal? ¡Te contamos cómo tiene que ser un contrato de trabajo!

como-tiene-que-ser-un-contrato-de-trabajo

Para que un contrato de trabajo sea válido jurídicamente deben existir una serie de elementos básicos para que pueda considerarse legal. El empresario debe informar al trabajador sobre los «elementos esenciales» del contrato de trabajo y las «principales condiciones» de la prestación laboral, de forma escrita y en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de comienzo de la relación laboral.

Cómo tiene que ser un contrato de trabajo

Los elementos fundamentales que deben recogerse en todo contrato laboral, con independencia de su duración y modalidad, son los siguientes:

  1. La identidad de las partes del contrato de trabajo (trabajador y empresa).
  2. La fecha de comienzo de la relación laboral y, en caso de que se trate de una relación laboral temporal, la duración previsible de la misma.
  3. El domicilio social de la empresa o, en su caso, el domicilio del empresario y el centro de trabajo donde el trabajador preste sus servicios habitualmente.
  4. La categoría o el grupo profesional del puesto de trabajo que desempeñe el trabajador o la caracterización o la descripción resumida del mismo, en términos que permitan conocer con suficiente precisión el contenido específico del trabajo (funciones, salario, etc).
  5. La cuantía del salario bruto anual y de los complementos salariales, así como la periodicidad de su pago.
  6. La duración y la distribución de la jornada ordinaria de trabajo.
  7. La duración de las vacaciones y, en su caso, las modalidades de atribución de determinación de dichas vacaciones
  8. Los plazos de preaviso que, en su caso, estén obligados a respetar el empresario y el trabajador en el supuesto de extinción del contrato.
  9. El convenio colectivo sectorial aplicable a la relación laboral, precisando los datos concretos que permitan su identificación.

Si en tu contrato hay alguna carencia, de uno o más de estos elementos, deberías consultar con un abogado laboralista para que te pueda asesorar en tu caso concreto y considerar la posible nulidad de dicho contrato.

Tipos de contrato de trabajo

  1. Contratos indefinidos: Todos aquellos contratos en los que no se establece un límite de tiempo determinado en la prestación de los servicios. El contrato de trabajo indefinido puede ser a jornada completa, parcial o para la prestación de servicios fijos discontinuos.
  2. Contratos temporales: Determina una relación laboral por tiempo determinado, a jornada completa o parcial.
  3. Contratos para la formación y el aprendizaje: Tiene por objeto la cualificación profesional de los trabajadores, en un régimen de alternancia de actividad laboral retribuida en una empresa, con actividad formativa recibida en el marco del sistema de formación profesional para el empleo o del sistema educativo.
  4. Contratos en prácticas: El contrato de trabajo en prácticas tiene por objeto la obtención por el trabajador de la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. No se trata únicamente de adquirir experiencia en un trabajo determinado, sino también de que esa experiencia actúe sobre los estudios cursados.

Contacta ahora con un abogado especialista laboralista | elAbogado
Si necesitas un abogado laboralista, rellena el formulario y te llamamos ahora:

¿Quieres contactar con un abogado ahora?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.