Cómo desalojar okupas legalmente de tu casa no resulta nada fácil para un particular. Te explicamos qué debes hacer en caso de ser víctima de la ocupación ilegal de tu vivienda.

El desalojo de okupas de una vivienda varía según la situación. No es lo mismo un inquilino que deja de pagar el alquiler que una okupación ilegal de una vivienda.

Cada situación supondrá un procedimiento distinto. Pero antes de explicar cada punto, te resumimos dos puntos clave sobre cómo desalojar okupas legalmente de tu domicilio ante una okupación ilegal, ya que la policía no siempre puede actuar…:

  • En caso de okupación ilegal, si acaban de entrar o la Policía ve a los okupas en el mismo momento en el que están entrando a la vivienda, SÍ están obligados a evitarlo: pueden acceder al inmueble sin que sea necesario contar con una orden judicial y pudiendo desalojar a los ocupantes.
  • Si no es así, no se puede irrumpir en la vivienda sin una orden judicial. Existen varias vías para conseguir esta orden, que ahora te explicamos.

Cómo defenderte ante la okupación ilegal de tu vivienda

Aunque el artículo 18.2 de la Constitución Española recoge que cualquier domicilio es inviolable, incluso para la policía, en caso de delito flagrante esta sí puede acceder al domicilio sin orden judicial. Con lo cual, si tenemos certeza de que la okupación acaba de ocurrir o las fuerzas del orden ven a los okupas en el mismo momento en el que están entrando a la vivienda, están en la obligación de evitarlo, teniendo permitido el acceso al inmueble sin que sea necesario contar con una orden judicial y pudiendo desalojar a los ocupantes.

Si no es así, no se puede irrumpir en la vivienda sin orden judicial. En ese caso, existen dos vías legales para defenderte de la okupación ilegal de tu vivienda:

  • Vía penal: denuncia por un delito de usurpación de bienes inmuebles, recogido en el artículo 245 del código penal y castigado como delito leve con una multa, cuya cuantía va en función de los ingresos que tiene la persona. Como casi todos los okupas son insolventes, el importe de la multa que se aplica suele ser mínimo. También se procederá al desalojo: en la Sentencia condenatoria se establecerá la fecha en que se producirá el desalojo judicial, si es que previamente los ocupantes no abandonan voluntariamente el inmueble.
  • Vía civil: el procedimiento se inicia mediante la interposición de una demanda de juicio verbal, según lo establecido en el artículo 250.1.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, siendo necesaria la intervención de abogado y procurador.

Causas de desalojo según la Ley

Podrás optar por una de estas dos vías, penal o civil. A continuación enumeramos las causas que justifican el desalojo de una vivienda, según la Ley:

  1. El impago de la renta debida: es decir, inquilino que no paga el alquiler.
  2. La finalización del cómputo del contrato de arrendamiento y el no abandono de la vivienda: al inquilino se le acaba el contrato y no quiere irse de la vivienda.
  3. El llamado «desahucio por precario»: este tipo de desahucio consiste en desalojar a personas que viven en el inmueble, con o sin permiso del propietario, y que no tienen contrato.
  4. Okupación. Esta situación tiene regulación propia, la conocida como “ley anti-okupas”: esta regulación pretende agilizar los plazos de la recuperación de la vivienda por el propietario real. Consulta tu caso con un abogado si tienes este problema.

Inquilinos que no pagan: desahucio express

Es posible que hayas oído hablar del llamado desahucio express. No es un procedimiento judicial en sí mismo, sino el proceso civil que se utiliza para echar a inquilinos que no pagan. Este procedimiento para el desalojo de tu vivienda funciona del siguiente modo:

  1. Necesitarás un abogado y un procurador para iniciar el procedimiento, a quien se les otorga poder notarial para pleitos.
  2. Envío de Burofax previo al inicio del procedimiento judicial mediante el cual se emplaza al ocupante a la devolución del uso de la vivienda a su verdadero propietario y se le advierte de la posterior apertura del procedimiento judicial.
  3. Si no se procede a la entrega de la vivienda, se interpondrá una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia del partido judicial donde se encuentre la finca. La demanda interpuesta debe de llevar adjunta la escritura que acredite la posesión de demandante, el requerimiento previo (burofax) y el poder a favor del abogado y el procurador. Además en  la demanda deberá solicitarse la inmediata entrega de la posesión. Todo ello según el procedimiento previsto en el artículo 250.1.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  4. Con la admisión de la demanda, se dará un plazo de cinco días a los ocupantes para que aporten el título que acredite su derecho de posesión. Si no existe oposición por parte de los okupas, se dictará sentencia por la que se establezca la fecha en la que se acordará la entrega de la posesión al propietario, es decir, se establecerá la fecha de lanzamiento si anteriormente no se ha desalojado de forma voluntaria. Es obligatorio que en la sentencia se dé orden de poner en conocimiento de dicha circunstancia a los servicios sociales por si fuesen necesarias adoptar medidas de protección a favor del inquilino moroso.

¡Atención con tomarse la justicia por cuenta propia con los okupas de tu vivienda!

Se recomienda no tomarse la justicia por nuestra cuenta, no contratar empresas para echar a los okupas o cambiar la cerradura por decisión propia.

En estos casos, aunque seamos los propietarios del inmueble, la situación puede ponerse más en nuestra contra, viéndonos envueltos en un procedimiento penal en nuestra contra.

Si necesitas contactar con un abogado para tratar el tema de cómo desalojar okupas legalmente, solo tienes que dejarnos tus datos y te llamamos:

¡Comparte!